Cosas de palomitas.

Próximamente iré añadiendo entradas relacionadas con la moda, tendencias, complementos,cosmetica… Mi relación con este tema se remonta a la niñez. Mi idolatrada Madrina tenia una Boutique, Roma, así se llamaba. Ungaro Fever, Roccobarocco, Victorio y Lucchino… eran algunas de las marcas que podías encontrar entre su selección.

Adoraba entrar y respirar ese aroma que la caracterizaba. Por momentos me estoy transportando allí, me fascinaba ese olor, cotillear la ropa, imaginarme con ella, entrar a la zona privada  y probar los productos de cosmética, ponerme los zapatos de tacón que allí tenia colocaditos. ¡¡Me encantaba!!

Me contó que cuando iba a la semana de la moda en Madrid, entre una de tantas veces, una mujer muy famosa se sentó a su lado y la observó durante un rato.  Mi madrina ya era toda una experta, llevaba desde su juventud mimando a Roma, podemos hablar mínimo de 15 años. Estaba anotando impresiones y ropa que quería para la tienda, cuando de repente esta señorita le pidió consejos para la tienda que tenía en propiedad, “Ciencias Naturales” creo recordar que se llamaba su Boutique, estuvieron charlando durante un rato, y aún cuando cuenta la anécdota sonríe y dice :

-¡Que simpática era! A pesar de ser tan famosa se veía una mujer muy humilde y se dejaba asesorar.

Os informo que ya tengo en el horno una entrada muy dulce, que espero pronto disfrutéis.