Viajes

Mágico Riopar Viejo.

Hola, ¿que tal estáis? Yo ya he regresado de mis vacaciones, y os anticipo que pronto empezarán las entradas de DIY.

Esta entrada es sobre mi visita a Riopar Viejo, un pueblecito que cuenta, según me informaron, con 5 habitantes censados. Sencillamente enamorada de este mágico lugar.

Lo que hoy conocemos como Riopar tuvo origen en este cerro. Hasta el programa Cuarto Milenio hizo un programa sobre este fascinante lugar.

Riopar viejo de origen Romano, posteriormente Visigodo,  y finalmente conquistado por los musulmanes. Reconquistado en 1913 por Alfonso VIII y nombrado pueblo independiente. Allá por 1977 , con la construcción de la fábrica de latón, la  población, el ayuntamiento, y la iglesia se fueron trasladando a lo que hoy en día es Riopar.

Hoy en día encontramos las ruinas del castillo fortaleza musulmán con las tumbas distribuidas por todo su emplazamiento, la iglesia Espíritu Santo y su cementerio, y las casas rehabilitadas con sus calles empedradas.

Existen dos teorías en torno al cementerio que se encuentra entre las ruinas del castillo musulmán. Una es que las personas allí enterradas eran de otra localidad. Y la que yo prefiero creer, que dice que yacen las personas no acogidas a la fe católica (no bautizados, suicidas, herejes…)

Creerme cuando os digo que estuve horas mirando la fecha de cada una de sus tumbas legibles, creo recordar que la más antigua era de 1845.  Me parece muy interesante y misterioso como se distribullen por allí sin orden alguno.

Cuando caminas para subir al castillo hay dos cosas muy interesantes que me resultaron muy llamativas.

La fuente de la que fluye agua gracias a la ingeniería árabe.

 

Y la otra es el olmo ,recubierto por un  espeso arbusto, del que se cuenta una triste pero preciosa historia.

Esta leyenda trata de que el esposo de una joven llamada Zulema se fue a luchar en la guerra. Zulema pasó día y noche rezándole a Dios para que no le pasase nada y cuidando su jardín del que era imposible que saliera un brote, ya que el suelo era piedra. Pero al volver las tropas, unos jinetes le anunciaron a Zulema que su esposo había muerto luchando fielmente en la guerra. Estos portaban a su esposo. Zulema mandó preparar una tumba para su entierro. Lloró desconsolada día y noche sin descanso alguno sobre la tumba de su amado pero, al llegar la primavera, de esa tumba que estaba en la piedra, brotaron verdes tallos que fueron creciendo hasta hacerse un tronco muy fuerte y que le daba a Zulema la sombra que necesitaba para calmar su dolor aún incesante. Pasado el tiempo y sintiendo llegada su hora postrera, Zulema le dijo al árbol abrazada a su corteza: -Quiero dormir a tu sombra, donde mi esposo me espera; con su amor te dio la vida y mi amor te dará fuerza, verás caer a la torre, al castillo y sus almenas, y así a través de los siglos  serás símbolo y emblema de que el amor siempre arraiga hasta en la más dura piedra”. Aquí fue el lugar de encuentro entre Zulema y su amado esposo. Este árbol aún sigue en Riopar Viejo y seguirá allí como el amor entre Zulema y su esposo. 

Esta bonita historia la leí en Sureste Diario, en un artículo de Juan Sánchez.

Finalizada esta maravillosa visita nos dirigimos al nacimiento del Río Mundo.

Estuvimos caminando alrededor de una hora.

Tiene dos miradores maravillosos y os recomiendo sin dudar que lo visitéis, su aroma y sus vistas son inolvidables.

Espero que os haya gustado la entrada, dentro de nada estoy de nuevo con vosotros, un fuerte abrazo.

2 comentarios sobre “Mágico Riopar Viejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s